Contacto

He leído y doy mi consentimiento a la Política de Privacidad del Portal

[recaptcha]

C/ Castelar, 27 - Entlo. Izd.

39004 Santander

T(+34) 942 251 899 . F(+34) 942 261 064

C/ Carlos Maurras Nº7, 1ºB

28036 Madrid

T(+34) 91 919 93 38

manuelmora@segurosmanuelmora.com

Recortes en las pensiones públicas y sostenibilidad del sistema (II)

20/09/2016 Por Amaya YOU 0 comentarios

Al cierre de nuestro post previo de la serie sobre pensiones públicas – ‘Recortes en las pensiones públicas y sostenibilidad del sistema (I)‘ – lanzamos un par de preguntas con respecto al impacto del Índice de Revalorización (IR) sobre las cuantías a percibir. Pasemos a su análisis.

¿Provoca el IR una bajada nominal de las pensiones públicas?

No… al menos aún. Tras arduos debates, y contra el criterio de parte de los expertos técnicos externos, que abogan por recortes condicionales para preservar el modelo a medio y largo plazo, en su diseño actual el IR garantiza que las pensiones suban anualmente un mínimo del 0,25%: es decir, sobre una pensión media nacional de 1.043,48 euros en julio, unos 2,61 euros al mes.

En paralelo, se establece un tope máximo de revalorización de la tasa de inflación interanual más un 0,5%. Un rápido vistazo a la evolución de esta variable desde 2013, año de la reforma, permite observar dónde radica el ‘truco’:

 

post-01-04

 

Si a esta tendencia le sumamos el resto de variables integradas en el cálculo del IR como la variación de ingresos en la Seguridad Social (SS), sus niveles de gasto o el número de pensiones contributivas, entre otras, hablamos de un escenario de subidas de café y barra de pan en el mejor de los casos.

Pese a su complejidad, resulta interesante poner sobre la mesa la fórmula de cálculo que incorpora los elementos reseñados. Conviene recordar, eso sí, el techo (+0,5% + inflación interanual) y el suelo vigentes, sin posibilidad alguna de ser reducidos o superados sea cual sea el resultado de la ecuación.

 

post-01-02

 

En ella:

  • IR = Índice de revalorización de pensiones expresado en tanto por uno con cuatro decimales.
  • t+1= Año para el que se calcula la revalorización.
  • ḡI,t+1 = Media móvil aritmética centrada en t+1, de once valores de la tasa de variación en tanto por uno de los ingresos del sistema de la Seguridad Social.
  • ḡp,t+1 = Media móvil aritmética centrada en t+1, de once valores de la tasa de variación en tanto por uno del número de pensiones contributivas del sistema de la Seguridad Social.
  • ḡs,t+1 = Media móvil aritmética centrada en t+1, de once valores del efecto sustitución expresado en tanto por uno. El efecto sustitución se define como la variación interanual de la pensión media del sistema en un año en ausencia de revalorización en dicho año.
  • I * t+1 = Media móvil geométrica centrada en t+1 de once valores del importe de los ingresos del sistema de la Seguridad Social.
  • G* t+1 = Media móvil geométrica centrada en t+1 de once valores del importe de los gastos del sistema de la Seguridad Social.
  • α = Parámetro que tomará un valor situado entre 0,25 y 0,33. El valor del parámetro se revisará cada cinco años.

 

Café y pan… de hecho, a finales de abril el diario económico Cinco Días estimaba en 47.500 millones de euros las pérdidas de la SS desde el inicio de la crisis. Un sistema público que en diciembre sostenía a 7,38 millones de pensionistas, para hacerlo apenas diez años después, el 1 de agosto pasado, con casi 1,2 millones más: 8,56.

Por tanto, podríamos decir que si bien el IR no baja las pensiones públicas nominalmente si que las mantiene congeladas de facto.

¿Quiere decir que tampoco las hace perder adquisitivo?

Quizá haya quien en términos académicos aplique las mínimas subidas señaladas y las relacione con el IPC para decir que no; que, en efecto, no hay pérdida de poder adquisitivo (sin mencionar, claro está, su comparación con los posibles rendimientos a igual aportación a través de otras fórmulas y productos alternativos).

 

post-01-03

 

Ahora bien, si examinamos la cesta básica de servicios y productos que adquiere un pensionista y la comparamos con la composición actual del IPC, a efectos de cálculo, el paisaje comienza a cambiar de forma notable, Una transformación, y no a mejor precisamente, si tenemos en cuenta el incremento de las cuantías detraídas para sostener/ayudar al entorno familiar.

Nos queda aún por abordar otro de los factores básicos de la reforma de pensiones de finales de 2013, y que entrará en vigor en 2019: el llamado factor de equidad intergeneracional o FEI. En esencia: si vivimos más, cobraremos menos. Los detalles, en la próxima entrada de nuestro blog corporativo.

*1 Acumulado enero-agosto

Fuente de imagen principal: Freeimages, Jose Luis Navarro

 

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

No hay comentarios todavía.

Responder





Acepto la política de privacidad